slidedown

Los expertos recomiendan estar en las redes sociales para encontrar empleo y cuidar la imagen en Internet

Destacadas personalidades del mundo de los recursos humanos participaron la semana pasada en el desayuno “El talento de 2011, ¿está en la red?”, organizado por Randstad e Infoempleo.com, en el que destacaron la importancia de las redes sociales y coincidieron en afirmar que las empresas que no apuesten por la revolución 2.0 quedarán en desventaja porque los mejores candidatos están ahí.

En opinión de la directora de grandes cuentas de Randstad, Marta Valer, “quien quiera buscar ahora un trabajo tiene que estar en las redes sociales”, aunque matizó que “la magia está en cómo utilizarlas y en cómo las empresas accedemos a ellas”.

Rocío Bustos, senior business y responsable de selección de Roche, afirmó que hay una generación menor de 30 años que ya utiliza las redes sociales como una herramienta habitual en la búsqueda de empleo: “Ya no sólo visitan la página web de la compañía para ver cuál es su cultura y demás, sino que se meten el foros, discuten y preguntan.

Para Francisco Muñoz, director general de Infoempleo.com, los candidatos son cada vez más exigentes y empiezan a valorar otras cosas: “Se acercan a conocer qué opinan de la empresa otras personas”.

Por su parte, la directora de selección de Accenture, Lola Marcos, opinó que las redes sociales “han roto fronteras”: la primera, “la del acceso directo al candidato. Las redes sociales nos permiten una búsqueda proactiva, los medios con los que contábamos antes eran reactivos”. La segunda, física: “El candidato ya no está en España, sino en cualquier parte del mundo”. Aun así, Marcos ve algunos efectos negativos como “la enorme cantidad de recursos que tienes que emplear para encontrar un candidato”.

Pros y contras de las redes sociales

La directora de recursos humanos de Fnac, Begoña Landazuri, defendió el papel de los portales de empleo frente a las redes sociales porque estas últimas “nos proporcionan mucha información que a veces cuesta acceder a ella. Los portales de búsqueda de empleo nos ayudan a delimitar esa información y a valorarla”, afirmó.

Asimismo consideró que hay un problema de credibilidad: “tiene que haber detrás un proceso de selección que valide los aspectos que el candidato refleja en la red social: Por ejemplo, está la parte de las recomendaciones: es información que debes filtrar”, afirmó Pilar Olondo, directora de recursos humanos de Hewlett Packard. Lola Marcos coincidió en este punto al afirmar tajante: “no creo nada en las recomendaciones que hay en las redes sociales”.

Todos los participantes coincidieron en las redes sociales que suelen consultar: Facebook, LinkedIn y Twitter, aunque lo usan para cosas diferentes. “Facebook es una herramienta de marketing; Twitter de comunicación y para lanzar mensajes y LinkedIn desde el punto de vista de captación de candidatos.

Deja una pregunta o comentario

Conecta a Facebook